Pauta Global

Un blog sobre Economía Política Internacional

Sobre la inoperancia de la OMC

WTO riots

Tras la Segunda Guerra Mundial, el “principio de multilateralidad” se estableció como una apuesta hacia el desarrollo y profundización del comercio internacional, que a priori beneficiaria a todos. En ese marco, se creó el Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio (GATT) para promover el libre comercio y a su vez regular el comportamiento de los Estados en materia comercial. En ese contexto, el principio de multilateralidad se basaba en la cláusula de la nación más favorecida en la que los beneficios, ventajas y / o concesiones dados a determinado Estado deberían extenderse necesariamente a todos. Este principio aún rige la OMC[1].

A su vez, se sumó en esos momentos, el compromiso con el “principio de reciprocidad”. Esto es, si un beneficio era aplicable a un Estado que recibiera una ventaja comercial, éste tendría la obligación de ofrecer alguna concesión o ventaja proporcional. La reciprocidad debería extenderse supuestamente también a todos con el fin de impulsar y mejorar el comercio.

Sin embargo, ya en las primeras décadas post Segunda Guerra Mundial surgieron muchos free riders[2], y la creciente dificultad de tratar con ellos. Actualmente, la crítica hacia este comportamiento está más en boga y se exige (al menos discursivamente) mayor reciprocidad.

La pregunta no es sólo cómo concertar una agenda justa entre el Norte y el Sur, sino también pensar cómo se puede conciliar la reciprocidad entre los países en vías de desarrollo, ya que el propio Sur (para seguir con la dicotomía) se muestra escasamente regionalizado, con programas económicos y proyectos políticos disímiles y a veces hasta contradictorios entre los miembros de un mismo bloque. A grosso modo, podemos pensar que el  interés de Brasil no es el mismo que el de Paraguay, aunque ambos tengan enormes problemas de redistribución y pertenezcan al mismo bloque. En este sentido, no se observa ninguna disposición para definir la reciprocidad.

Conforme expresan los últimos informes sobre el Comercio Mundial de la OMC y la Ronda de Doha, el rápido crecimiento de las economías emergentes ha cambiado la relación entre los países pobres y pequeños. Los mercados emergentes ya son lo suficientemente grandes como para excluir el free riding. “China, por ejemplo, es el mayor exportador y el segundo importador del mundo” (Bhagwati y KCMG, 2011, p.31). Las críticas dirigidas a estos emergentes se basan en que  para llegar a su crecimiento actual, actuaron como free riding en el pasado y ahora condenan la misma práctica de otros Estados menores, en relación a su economía.

Otra cuestión vital es ¿cómo definir los criterios para el desarrollo y que indicadores utilizar para países tan diferentes? El concepto de desarrollo está todavía muy entrelazado a la noción de crecimiento económico. En este sentido, la redistribución y la innovación tecnológica – entre otros asuntos de la llamada “nueva agenda” – , terminan siendo pasados por alto. En nuestros tiempos, además de las barreras Norte-Sur, las diferencias entre los países en vías de desarrollo, en vez de disminuir, aumentan.

En un principio, las primeras rondas comerciales se limitaron a discutir el acceso al mercado para los productos manufacturados. Hubo un componente político marcado por el diálogo Norte-Norte. Sin embargo, desde los años 1960, el escenario ha cambiado. Cada vez más Estados se convirtieron en parte activa del sistema de comercio. Foros como el G77 y la UNCTAD[3] comenzaron a tener influencia en el GATT.

Con la entrada de los países en vías de desarrollo en el GATT, y más recientemente en la OMC, se observa claramente una ampliación de la agenda. Áreas como servicios, inversiones y propiedad intelectual se convirtieron en parte importante de la agenda de negociaciones, sumado al deseo de los países de mayor autonomía, ya que cada uno tiene su propio proyecto de desarrollo. Esto se traduce en la dificultad creciente de conciliar lo que se conoce como la “trinidad” buscada por la OMC, es decir, el consenso, el enforcement y el alcance.

La pérdida de credibilidad en la OMC se acentúa desde que sucesivas cumbres del G-20 repiten mantras convencionales sobre el valor del sistema de libre comercio y la necesidad de que las negociaciones de Doha tengan una conclusión exitosa, pero en la práctica los Estados buscan mejorar su rendimiento comercial a través de acuerdos bilaterales (Bhagwati y KCMG, 2011).

Modelos de producción basados en la fragmentación de la cadena de suministro internacional significa que la mayor parte de los bienes intermedios actuales en el comercio es a menudo objeto de comercio entre las diferentes ramas de la misma empresa. Las barreras que enfrentan estos activos son, en muchos casos más complejos que los aranceles simples, foco de rondas anteriores (Bhagwati y KCMG, 2011). El componente de las empresas y corporaciones transnacionales agregan otro elemente en el intrincado esquema que la OMC no ayuda a resolver, mostrándose añejada para los problemas actuales.

En la escena internacional, aunque no se la puede caracterizar realmente como multilateral, surgieron en búsqueda de ese principio “el G20 comercial” y “el G20 financiero” en respuesta a la falta de compromiso con el multilateralismo predicado por la propia OMC.

El G20 comercial fue creado por países en desarrollo, liderados por Brasil, con el monotemático e imprescindible asunto de la agricultura que va de encontronazo con los parámetros que la OMC propone y que siempre benefició a las naciones más desarrolladas.

Por otra parte, el G-20 financiero, integrado por el G7 + Rusia + algunos países en desarrollo, se ha convertido en la actual principal institución (aunque informal) destinada a establecer una agenda internacional post-crisis financiera de 2008, concretizando un esfuerzo de coordinación, con la movilización de diversas instituciones multilaterales, entre ellas la OMC (Veiga, 2009).

Todavía según Veiga (2009), la agenda del G-20 financiero incluye “nuevos” temas cuyo logro tienen potencial para generar tensiones comerciales y producir nuevas distorsiones en los flujos comerciales y de inversión como la reducción de los desequilibrios macro globales; sumado a la búsqueda de la seguridad energética y alimentaria – cuestiones imperiosas de la agenda del G20, elevando el potencial conflictos dentro de la OMC.

Todas estas consideraciones muestran un mapa comercial y financiero mundial cada vez más enmarañado, en donde queda clara la inoperancia y desactualización de la OMC, institución hoy en día cada vez más desacreditada por (1) líderes mundiales, quienes recurren al viejo comercio bilateral o de bloque, o forman nuevas organizaciones intergubernamentales para atender las necesidades de sus Estados; (2) por sectores académicos, que profundizan las críticas y abogan por su renovación; (3) por organizaciones no gubernamentales, que alertan sobre los daños al planeta recurrentes del extractitavismo desenfrenado y las condiciones de vida de una población mundial, que tiene más celulares que baños; y (4) de ciudadanos del mundo entero que perciben cada vez con mayores pruebas que la OMC debe ser urgentemente reformada, sino extinta.

 

——————————-

[1] Organización Mundial del Comercio, WTO en sus siglas en inglés: http://www.wto.org

[2] Se aplica a actores estatales que aprovechan la inversión de otros Estados para colocar productos propios en el mercado internacional. VER http://www.lauramestre.es/blog/free-rider

[3] Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo: http://unctad.org/es/paginas/AboutUs.aspx

——————————-

Referencias:

BHAGWATI, Jagdish; KCMG Peter Sutherland. WORLD TRADE AND THE DOHA ROUND. Final report of thehigh-level trade experts group. Doha, Mayo 2011. Available in: < http://www.voxeu.org/sites/default/files/file/__Trade-experts-group-final%20report-26-05-2011.pdf>

VEIGA, Pedro da Motta. Uma nova agenda do multilateralismo comercial em pós-crise? Cadernos Breves CINDES 27. Centro de Estudos de Integração e Desenvolvimento. Rio de Janeiro, 2009. Disponível em: <www.cindesbrasil.org>

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en noviembre 24, 2014 por en Instituciones y etiquetada con , , , .
A %d blogueros les gusta esto: